La diferencia entre varones y mujeres como eje de complementariedad.

La diferencia entre varones y mujeres como eje de complementariedad.
¿Cómo surgió Silmag?

Silmag es una empresa familiar que fue creada por mi padre, Juan Carlos Magrini, hace más de 50 años desarrollando productos de silicona para autopartes.
Nació, así, el nombre SILMAG, que sínica siliconas Magrini. Pero su visión fue mucho más allá ya que, a partir de una necesidad familiar, detectó la demanda de sondas de silicona. Luego de unos años, transformó su core business a desarrollo de insumos médicos especializados ven silicona y poliuretano de grado médico (biomateriales de larga permanencia), y desde allí comenzamos un crecimiento sostenido hasta hoy, con una planta productiva de 2500 metros cuadrados en Las Higueras, donde nació el sueño de mi padre y que hoy, con mis dos hermanos representamos como Directores en distintas áreas operativas y estratégicas.

¿Cómo es dirigir una empresa entre hermanos?

Dada el fallecimiento de mi padre, hace 12 años, hicimos una reorganización con mis hermanos y establecimos un estatuto social y familiar donde designamos a uno de ellos como gerente general, y con mi otro hermano siempre funcionamos como directores y colaboramos desde distintas áreas estratégicas para la empresa, el camino no ha sido fácil, pero mi padre nos inculcó siempre una educación de trabajo persistente y esfuerzo entre todo la familia, que hoy nos encuentra con una empresa de 170 empleados, y un crecimiento sostenido en los últimos años de manera vertiginosa. Actualmente, queremos continuar creciendo, por eso iniciamos un proceso de profesionalización en todas las áreas dela empresa y sabemos que esto dará muchos frutos en los próximos años. Apostamos a esta inversión juntos.

¿Cómo vivieron todo este proceso?

Los tiempos del mercado no son los tiempos que uno espera, a veces te sobrepasan. Cuando ingrese, la empresa tenía 20 empleados. Mi papá me enseñó a empezar desde abajo, entender, construir, comprender, saber qué puestos tiene cada persona. No transitar desde el camino más fácil, sino de manera operativa con mis horarios organizados. Eso ayuda a construir valores ya reconocer el día a día de cada colaborador dela empresa. A su vez hay que considerar que operamos en Las Higueras, un pueblo cerca de Río Cuarto, y la política que seguimos es la que tenía nuestro padre: tomar empleados preferentemente del pueblo. Obviamente, a veces no encontramos el personal indicado para algunos puestos especí?cos. Pero siempre, primero, tratamos de incorporar personas de nuestra comunidad eso define también nuestra Responsabilidad Social.

¿Cuántos productos fabrican y de qué tipo?

Nuestra empresa posee 60 líneas de productos, desarrollados a través de biomateriales 100% silicona o poliuretano grado médico de uso único, como catéteres, sondas, cánulas y drenajes, entre otros. Esto nos ha permitido especializamos en áreas como Neonatología y Pediatría, aunque también somos referentes en sectores de Gastroenterología, Urología, Neurocirugía y cirugías diversas.

 

¿Qué nivel de producción tienen actualmente?

En unidades, fabricamos un millón de productos en forma anual, unos 90 mil por mes. El 70% dela producción la comercializamos en el país, y el 30% restante lo exportamos a más de 20 países, principalmente en Latinoamérica.

¿Cómo es la dinámica de ventas en el mercado argentino?

En Buenos Aires tenemos o?cina comercial con vendedores propios, porque vendemos en forma directa al Ministerio de Salud, aunque también a otros hospitales públicos y privados. En el resto del país y en el exterior contamos con distribuidores exclusivos que comercializan nuestras líneas.

¿Y en cuanto a exportaciones?

A nivel anual, exportamos entre un 25 y un 30% de nuestra producción. Exportamos, principalmente, a Latinoamérica y parte a Asia y África, Para ello, contamos con normas 13.485y Certificación de Buenas Prácticas Actualmente, estamos iniciando un proceso de certificación de las normas CE, que nos permitirán exportar a Europa. Calculamos que para fines de 2018 o 2019 estaríamos certificando estas normas.

En el caso del comercio exterior, ¿cómo manejan la venta?

Tenemos un Departamento de Comercio Exterior que gestiona la venta en distintos mercados, En algunos casos tenemos vendedores exclusivos y distribuidores que participan en las distintas licitaciones públicas y privadas con nuestras líneas.

¿Cómo es la participación de la mujer en Silmag?

El tema dela mujer nunca fue un problema para nosotros. Contamos con mujeres en distintos puestos jerárquicos, desde operarios, coordinadores, jefaturas y hasta en la dirección de la empresa. En nuestro negocio, al que tenemos que convencer sobre la funcionalidad de los productos es al médico y las mujeres tenemos más paciencia y dedicación. Es por eso que estamos muy cerca de las enfermeras porque son las que usan nuestros productos y la mayoría son mujeres. Por otra parte, nuestros productos son muy artesanales y te puedo asegurar que la mitad de nuestros trabajadores son mujeres.

¿La participación de la mujer en la empresa se fue dando de manera natural?

Sí, pero además, me gusta la diferencia entre el varón y la mujer. Apelo más a eso que a la igualdad. En nuestro caso, tenemos productos artesanales donde una sonda mide dos milímetros, es doble lumen y, además, hay que pintarla, y para eso necesitamos una mano delicada, suave y pequeña. Es un trabajo muy detallista y para eso se requiere una mujer. El resto de los puestos de logística o de fuerza física son para los varones. En este caso, ¡viva la diferencia! lo veo a diario en la fábrica y así se valora el trabajo de cada uno, nuestros varones valoran muchísimo la labor que realizan las chicas.

¿Cuáles cree que son las ventajas y desventajas de una PyME familiar?

Como PyME, aún tenemos un timón más chico que, frente a las grandes empresas o a las multinacionales, nos permite ser más rápidos y flexibles a los cambios. Al ser un Directorio de tres personas tomamos todas las decisiones juntos, el éxito o el fracaso son responsabilidad nuestra. Como desventaja creo que ser una PyME del interior del interior, a veces nos perjudica no acceder a créditos o fuentes de financiamiento necesarios para crecer en proyectos más grandes y, sinceramente, en esta etapa de profesionalización, nos ha costado mucho contar con mano de obra calificada y capacitada en nuestra región.

El ser parte de una PyME. ¿Cómo te permitió proyectarte personal y profesionalmente?

Me ayudó el empezar de abajo. Haciendo los trabajos que hace todo el mundo, valorando el trabajo de los demás. Todo lo que me enseñó mi padre: valorar siempre el trabajo en equipo, el compañerismo, la igualdad, el trabajar para tener algo. Eso me hizo crecer, tanto personal como profesionalmente. Como para destacar, al principio. No encontraba un lugar donde me sintiera cómoda, pero tuve la posibilidad de saber dónde me gusta trabajar y ahí fue que elegí Responsabilidad Social Empresaria (RSE), pensando que puedo devolver parte a la sociedad, algo de lo que yo recibo también.

¿Cómo es el área de Responsabilidad Social Empresaria de Silmag?

Empezamos a trabajar con el instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (IARSE), que fue quien nos abrió las puertas. Nos dimos cuenta que siempre hicimos RSE pero no lo sabíamos. Desde el IARSE nos explicaron como podíamos planificar lo que ya hacíamos.
Lo primero que hicimos fue una gestión de residuos para ver qué teníamos y dónde ubicarlos. Arrancamos con lo más simple, cartón y plásticos, y fuimos avanzando con lo más complicado como poliuretano o silicona. Encontramos dos o tres recicladores con un círculo perfecto para reciclar. Luego hicimos una gestión de eficiencia energética. En ese caso, la gente de mantenimiento se capacitó para ver cómo podíamos disminuir la energía y lo logramos. Para el Día del Medioambiente siempre hacernos acciones de concientización. Además, desde hace cinco años, integramos la Fundación Córdoba Mejora con los Lideres educativos; y desde hace tres años colaboramos con una escuela pública de Rio Cuarto. También donamos papel para el reciclaje del Garrahan y siempre tratamos de involucrar a los empleados y a la sociedad de Las Higueras en este tipo de actividades.

¿Cómo vivieron los colaboradores el proceso de incursión en RSE?

Les encanta, el problema es cómo decidir quiénes van a hacer las cosas, porque todos quieren participar. Para el Día del Niño llevamos juguetes al hospital y los empleados son muy colaborativos. Me tocó la mejor parte del trabajo de la empresa. El año pasado hicimos talleres de oficio (peluquería y electricidad) con la Fundación TECHO. Los dictábamos en los barrios más vulnerables, con la gente que se habla inscripto. También desde Recursos Humanos de la empresa, les dictamos charlas sobre búsqueda laboral.

¿Cómo viven el ser una empresa del interior con la importancia que ello tiene para el desarrollo de una localidad?

Hay pros y contras. Entre los pro, está la identificación de los colaboradores con la empresa, porque tienen todo el tiempo la camiseta puesta. En nuestro pueblo hay 7.000 habitantes y la mayoría están vinculados con Silmag. Por eso apostamos tanto a la comunidad y tratamos de generar un clima en el que el empleado se sienta contenido. En nuestro caso, somos una familia que nació y vivió toda la vida en Las Higueras y nos conocen todos, Lo que no es muy bueno, es el hecho de que estamos en el interior del interior. Todo te cuesta más. Principalmente, en cuanto a los costos de la logística para enviar un producto. De igual manera, si nosotros tenemos que hacer un viaje por negocios, implica primero ir a Córdoba y de ahí al destino final.

¿Qué análisis hace dela mujer en el mundo empresario?

En comparación con otros países, creo que estamos muy bien, el empodera miento dela mujer en los últimos años es admirable. En lo empresarial y en la ocupación de puestos de dirección la mujer ha ganado relevancia en los últimos años, pero lo gano mostrando inteligencia y sensibilidad, que es una parte que el varón por ahí no tiene tan desarrollada, la intuición femenina también ayuda. Pero tampoco diferenciada mucho entre varones y mujer. Creo que necesitamos relajarnos un poco. Hay posturas que nos debilitan. No suma el tratar de convencer de que somos mejores que los hombres o más capaces, No hay que convencer a nadie, la capacidad siempre se hace visible tarde o temprano.

¿Qué aportes cree que ha hecho desde su puesto a la empresa y a la comunidad?

Creo que he hecho todo lo posible para crear valor en la empresa, trabajo para mostrar la parte más sensible y humana, trato de representar a una empresa que trabaja con valores, pensando en la comunidad, en el medioambiente, en la necesidad del otro. En Silmag hacemos productos para mejorar la calidad de vida de las personas. Si pensamos que nuestro cliente final es un bebe’, ya estamos aportando valora la sociedad y desde ese lugar, podemos abrazar el mundo con responsabilidad y compromiso.

Fuente: http://www.procordoba.org/flip.asp